El masaje con piedras es una técnica de masaje muy especial que combina la suavidad del contacto de determinadas rocas (volcánicas en su mayoría) con la piel con los beneficios que el calor aplicado a dichas rocas proporciona el propio cuerpo, dando lugar a uno de los masajes que más de moda están en la actualidad y que mayor cantidad de beneficios proporciona para el alivio de ciertos dolores y malestares, incluso los más crónicos.

Las características del masaje con piedras

Este tipo de masaje está relacionado con un término que de un tiempo a esta parte ha cobrado cierta importancia como terapia curativa; hablamos de la terapia geotermal que utiliza como base el calor proporcionado por estas piedras y sus beneficios al estimular la piel.

piedras curación

Esta peculiar técnica está muy relacionada con la creencia en la existencia de los chakras y las energías del cuerpo, considerando que estas fluyen por todo nuestro organismo generando corrientes energéticas y propiciando el buen funcionamiento de este. Por este motivo cuando estas energías se encuentran bloqueadas o sufren una limitación en su recorrido es necesario acudir a ciertas prácticas entre las que se incluye la terapia con piedras para corregir estas desviaciones y retomar el buen funcionamiento de todo nuestro cuerpo a nivel externo en cuestión de músculos y a nivel interno cuando hablamos de órganos, por no hablar de la faceta mental que resultará de gran importancia en este tipo de masaje.

Ocurre que la disfuncionalidad de determinadas tareas del cuerpo está ligada a los 7 chakras que todos y cada uno compartimos (según este tipo de creencias orientales) y dichas disfuncionalidades se suceden cuando alguno de estos puntos vitales no funciona correctamente. Utilizando piedras de origen volcánico y alterando su temperatura de manera que podamos hallar un contraste entre el frío y el calor es posible remediar todos estos malestares, además esto genera un contacto con energías terrestres representadas en este caso por las rocas volcánicas.

Este tipo de creencias suelen provocar las burlas del público más escéptico pero lo cierto es que sus beneficios están de sobra probados siempre y cuando se acuda a este tipo de terapias con la mente abierta, sólo de este modo se consigue disfrutar de los beneficios mentales y psicológicos que ofrece esta comunión con la espiritualidad oriental.

También es común el uso de aceites y plantas aromáticas para generar ambientes más propicios en los que la mente pueda evadirse con una mayor facilidad de forma que se pueda acceder a estados de relajación superiores a los que se obtendrían con un masaje normal proporcionado con las manos o con otro tipo de utensilios teniendo en cuenta que el uso y manejo de diferentes temperaturas aporta sensaciones nuevas y relajantes.

Los beneficios de las piedras curativas

Por supuesto cada vez existen más centros de masajes, spas y centros especializados que se atreven a practicar esta técnica ya que sus beneficios han sido ampliamente demostrados, siempre que se juegue sobre una base psicológica y se complemente el tratamiento con otro más enfocado a tratar la mente del individuo.

sales relajantes

En primer lugar el masaje con piedras es una fuente de alivio, un modo de calmar todo tipo de dolores corrigiendo la energía que fluye por los chakras y sanando estos puntos de energía que fluyen de manera efectiva hasta otras partes del cuerpo generando malestares, desde musculares hasta migrañas crónicas.

Además esta técnica tiene una gran efectividad a la hora de conseguir la eliminación efectiva de toxinas y elementos perjudiciales a través de la piel, consiguiendo que el cuerpo elimine por medio de la sudoración y el contacto con las piedras calientes estas sustancias que almacenamos de manera indirecta y que favorecen el mal funcionamiento de nuestro organismo.

Por si fuera poco esta técnica de masaje tan especial es capaz de estimular los pequeños capilares más superficiales de la piel, mejorando la circulación a través de la temperatura, al conseguir este avance en la circulación sanguínea el cuerpo funciona mejor en todas sus facetas.

Por último la técnica del masaje con piedras calientes es una fuente de placer y de sensaciones únicas que solo pueden conseguirse gracias a esta combinación de materiales únicos y temperatura, proporcionando sensaciones de bienestar muy potentes que favorecen la meditación y la propiocepción (consciencia de nuestro propio cuerpo) trabajando de esta manera a un nivel psicológico que predisponga tanto nuestro cuerpo como nuestra mente a combatir todo tipo de dolencias de lo más habituales como desequilibrios posturales por encontrarse en las mismas e incómodas posturas durante periodos demasiado prolongados de tiempo, en la mayoría de los casos debido a exigencias laborales o a un descanso insuficiente o inadecuado.

 

¿Qué te ha parecido? Coméntanos tu opinión.>

Los comentarios no son para pedir cita. Pide cita por teléfono: +34 91 141 34 55

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *