La técnica del masaje terapéutico cada vez se encuentra más extendida como una práctica habitual para remediar todo tipo de desviaciones fisiológicas e incluso estéticas y se conforma como una de las formas favoritas de muchas personas a la hora de tratar sus dolencias más habituales ya que por lo general este tipo de técnicas favorecen las sensaciones de relax además que se encargan de aliviar determinadas sintomatologías.

Existe además un tipo de masaje muy especial: el masaje con chocolate, que viene a aportar todas las propiedades del cacao y añadirlas a la ya larga lista de técnicas que favorecen el buen funcionamiento del organismo y que tan sólo requieren de nosotros encontrar un momento adecuado para disfrutarnos y relajar de un delicado masaje especializado.

Una técnica muy peculiar

El masaje con chocolate es una técnica muy especial y puede aplicarse en diferentes zonas del cuerpo, tanto en el rostro como en el resto de nuestra piel, de manera que no hay limitaciones a la hora de recibir los beneficios del cacao en nuestro organismo.

chocolate

Algo común en todos los masajes con chocolate es que requieren de un paso previo que no es otro que la exfoliación de nuestra piel para eliminar así cualquier elemento extraño a nuestro cuerpo y preparar la superficie del cuerpo para que absorba todas las propiedades del masaje con chocolate sin temor a que este pierda su efectividad de ningún modo.

Cuando esta pre fase concluye se procede a practicar el masaje en sí y mediante una mezcla muy especial de chocolate y aceites esenciales se forma un líquido que resulta muy fácil extender por la piel para que esta asimile todas estas propiedades combinadas. La absorción se consigue de una manera mucho más efectiva realizando un masaje suave con movimientos de rotación a lo largo de toda la piel generando además sensaciones de relajación como si se tratar de un masaje normal y corriente. Esto sirve además para tratar dolencias musculares y contracturas en su mayor parte generadas por el mantenimiento en el tiempo de posturas incómodas siempre en horarios de sueño o en horarios laborales.

Los innumerables beneficios del chocolate

Por supuesto que este tipo de masaje conlleva un alivio muscular como muchos otros ya que al aplicarlo y extenderlo se realizan expertos movimientos muy cercanos a las técnicas más usadas y de efectividad científicamente comprobada pero a estos ya de por sí numerosos beneficios debemos añadir aquellos que son exclusivos de la terapia con chocolate y que por ello encuentran en este masaje su único representante.

spa

Sobre todo es un masaje muy utilizado y bienvenido en el mundo femenino ya que otorga un tratamiento muy especial para con la piel, reafirmándola, dándole un aspecto mucho más juvenil y ayudando a que esta genere una mayor cantidad de elastina y colágeno dos proteínas imprescindibles para mantener la elasticidad de la piel. Su alto contenido en antioxidantes es sin duda un elemento muy favorable que permite que el tratamiento con chocolate sea uno de los más usados en terapias de estética y cuidados íntimos.

Además el masaje con chocolate aumenta la hidratación de la piel, un efecto que se mantiene en el tiempo hasta una semana después de haber recibido este masaje.

Un efecto extra del masaje con chocolate es que proporciona un beneficio mental y psicológico más allá de los masajes comunes y los masajes orientales destinados a corregir el flujo de energías a través de todo el cuerpo, y es que este masaje llega a generar felicidad y alegría ya que al consumir chocolate se estimula la producción de endorfinas por parte del cuerpo y este beneficio puede notarse incluso sin ingerir este preciado alimento a través del contacto de este con la piel.

Existen muchas clases de masajes muy diferentes, pero ninguno es tan especial como el masaje con chocolate, una técnica diferente que trata todo el cuerpo a diferentes niveles y que siempre deja una sensación muy satisfactoria a aquellas personas que disfrutan de sus grandes beneficios, pero lo cierto es que es una técnica que no es posible disfrutar en cualquier centro de masajes por lo que es raro encontrar auténticos especialistas en el masaje con chocolate.

¿Qué te ha parecido? Coméntanos tu opinión.>

Los comentarios no son para pedir cita. Pide cita por teléfono: +34 91 141 34 55

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *